Consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón.

Consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón.

En primer lugar, quiero agradecer la ocasión que Lonja Agropecuaria de Binéfar me brinda a través de su “Memoria Anual 2011”, para trasladar a sus socios nuestras inquietudes y líneas a desarrollar a lo largo de esta nueva etapa en el Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón.

Sabemos que la situación económica actual de nuestro entorno es complicada y por ello, ahora más que nunca, la agricultura y la ganadería son algunos de los principales impulsores de la economía de nuestra comunidad, favoreciendo la creación de puestos de trabajo y la fijación de la población en el medio rural. En relación con todo ello, es necesario destacar la importancia que el sector vacuno tiene en Aragón, siendo una pieza clave dentro de nuestra economía.

Las principales dificultades con que nos vamos a encontrar son: por un lado, un mercado interno muy debilitado por unos consumos muy bajos en los hogares; esto perjudica muy de cerca a carnes como la de vacuno, que está desapareciendo de la cesta de la compra, sustituida por carnes más económicas. Por otro lado, conocemos los altos costes de producción de la ganadería, que hacen peligrar la continuidad de las explotaciones. La fluctuación de las materias primas en un mercado altamente volátil, hace difícil alcanzar la rentabilidad en las explotaciones ganaderas; por lo tanto, pondremos en manos del sector todas las herramientas a nuestro alcance que puedan asegurar las inversiones en sus explotaciones.

Ante esta dificultad, me constan las iniciativas de nuestros ganaderos para exportar hacia terceros países, que son alternativas necesarias ya que son mercados en los que colocar la oferta que generan nuestras explotaciones ganaderas.

Debido a la exportación, el Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente  afronta una gran responsabilidad en relación con las cuestiones sanitarias, con frecuencia barreras comerciales para la comercialización de animales fuera de nuestras fronteras. Por este motivo, trabajaremos para favorecer que las explotaciones ganaderas aragonesas cumplan con todos los requisitos necesarios, para seguir siendo una zona productora de primer nivel, capaz de competir con cualquier región vecina y país de nuestro entorno.

Quiero también destacar la importancia de las lonjas, que ayudan a dar claridad a los mercados y en momentos como los actuales son más que nunca necesarias. Desde estas páginas animo a Lonja Agropecuaria de Binéfar para que siga trabajando en la línea actual, de forma que la mesa de precios del vacuno siga siendo un referente nacional y europeo, como hasta ahora lo ha sido.

Por último, quiero concluir manifestando mi firme convencimiento de que los sectores agrícolas y ganaderos seguirán haciendo frente con éxito a futuros retos, entre ellos los que plantea la nueva PAC 2014-2020, en cuya negociación defenderemos desde el Departamento los intereses de los agricultores y ganaderos aragoneses.

Modesto Lobón Sobrino

Consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón