La Lonja de Binéfar, lugar de encuentro de productores agropecuarios y empresas comercializadoras, facilita a los primeros la planificación de sus explotaciones a la luz de los acuerdos que se toman en las sesiones semanales. La importancia de la asamblea radica en que ayuda a mantener la rentabilidad del negocio en el contexto de unos mercados de alta competitividad.

Hace muchos años que este foro se presenta como primera referencia del vacuno español, y hoy su influencia se extiende a toda Europa en términos de liderazgo. La Lonja es la consecuencia de una sólida estructura sin parangón en otras latitudes: en un radio de 30 kilómetros se concentran 100.000 terneros, Binéfar acoge uno de los mataderos de mayor volumen de trabajo de la península, y en la zona operan innumerables fábricas de piensos, comerciales ganaderas y sociedades de servicios sanitarios.

La influencia directa sobre la producción nacional de vacuno de carne supera el 30 por ciento. Los operadores proceden de zonas muy alejadas (Madrid, Barcelona, Tarragona, Lleida, Valencia…). Las delegaciones comerciales de muchos países de la Unión Europea siguen con atención la evolución de los precios, y todas las Asociaciones de Mataderos y Salas de Despiece valoran los dictados de este Mercado en Origen.

Binéfar también marca la pauta en los cereales para pienso y la alfalfa, y los productores de ovino acuden a las sesiones para conocer las oscilaciones de la demanda de Cataluña, mercado natural de este territorio. En el sector del porcino, la Lonja refleja fielmente la tendencia del cerdo de cebo y equilibra las diferencias del precio de los lechoches que se dan entre las regiones españolas. En suma, sus acuerdos son garantía de objetividad y la mejor orientación para los agentes agropecuarios.